COMO DESHACERTE DE LA SUDORACIÓN EXCESIVA Y EL MAL OLOR EN LAS AXILAS NO LO CREERÁS.

loading...
loading...

¿Cómo tratar la sudoración excesiva con métodos caseros?

Las altas temperaturas propias del verano nos hacen sudar más de lo habitual por lo que nos toca convivir con la incomodidad que conlleva, los cercos en la ropa o, incluso, el mal olor. Sudar es un proceso natural del cuerpo que nos ayuda a regular nuestra temperatura a la vez que también nos permite desechar impurezas. Las causas habituales que provocan que sudemos son la temperatura del entorno, practicar ejercicio físico y situaciones de estrés (en todas ellas sube la temperatura de nuestro cuerpo por lo que actúa para autorregularse a través del sudor).

Pero, aunque sea una reacción normal de nuestro cuerpo y que sea algo que a todos en mayor o menor medida nos afecta, no deja de ser molesta y puede incomodarnos en más de una ocasión. Y ya no digamos si sufrimos de sudoración excesiva (hiperhidrosis).

Bicarbonato de sodio:

Usar un poco de bicarbonato de sodio mezclado con agua es uno de los mejores remedios caseros ya que neutraliza el mal olor y además tiene un efecto antibacterial, sin embargo hay que tener en cuenta que el pH del bicarbonato está un poco por encima del de la piel por lo que puede causar irritación en ciertas personas.

loading...

Leche de magnesia:

Este es un producto muy popular para tratar la acidez estomacal, pero que también es utilizado como desodorante ya que absorbe el mal olor si es aplicado en las axilas. Sus principales inconvenientes son que se demora en secar y puede generar manchas en nuestra piel.

Vinagre y limón:

Aplicar vinagre o limón tienen como objetivo reducir la población bacteriana de las axilas, pero se debe tener cuidado al usarlos porque pueden irritar la piel y manchar la ropa.

 Talco o fécula de maíz:

Estos son elementos muy absorbente, son astringentes por naturaleza por lo cual crean una superficie seca en nuestra piel, su problema es que su efecto es de corta duración y son difíciles de aplicar.

Usar productos “caseros” para detener el mal olor puede ser una opción para algunas personas, pero su eficacia aunque en ocasiones es aceptable a buena, viene con inconvenientes como irritación de la piel, manchas en la ropa y dificultades en la aplicación.

loading...

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*