ESTA HIERVA HACE MAGIA EN TU CUERPO Y SANA MUCHAS ENFERMEDADES RESPIRATORIAS,DIGESTIVAS, Y MÁS…

loading...
loading...

Los grandes beneficios y propiedades medicinales de la Menta:

La menta es una hierba que crece en todas partes del mundo, pero como la mayoría de las plantas medicinales, tiene su origen en la región mediterránea y fue el imperio romano el que se encargó de transportar la menta hacia varios lugares para luego ir propagándose por sí misma, gracias a sus diversas propiedades, se ha convertido en una hierba muy popular.

La planta de la menta se distribuye rápidamente por la tierra gracias a sus tallos ramificados que pueden llegar a medir hasta más de medio metro.

La rica composición de la menta hace de ella una planta con importantes propiedades saludables para nuestro organismo, sobre todo para el aparato respiratorio y el digestivo. De hecho, tan sólo su aroma posee la cualidad de refrescar las vías respiratorias y, al mismo tiempo, de estimular el apetito.

Respecto al aparato respiratorio, en los procesos gripales y otras enfermedades asociadas a las vías respiratorias es bueno tomar menta debido a que:

El ácido ascórbico facilita en gran medida la expulsión de la mucosidad.

loading...

El mentol presente en su composición es un potente descongestionante para las vías respiratorias, al mismo tiempo que regula la temperatura corporal –si el enfermo presentara fiebre– debido a su capacidad para incrementar la sudoración.

En casos de asma o de otras enfermedades que llevan asociadas episodios de tos, el tinol –compuesto orgánico presente en la menta– funciona como un eficaz antitusivo natural.

Por lo que al aparato digestivo respecta, la menta reduce la irritación intestinal –propia de enfermedades como la diarrea, colitis o la enfermedad de Crohn– y los gases, al mismo tiempo que favorece el proceso digestivo al mejorar, entre otros, el funcionamiento del hígado. También reduce y evita los vómitos y los cólicos abdominales.

Además de todas estas propiedades, la menta también tiene otro tipo de aplicaciones. Por ejemplo, masticar menta ayuda a reducir los efectos asociados al ‘mal de altura’ –dificultad que presenta el organismo para adaptarse a la falta de oxígeno asociada a la altitud–, ya que mejora y facilita la circulación sanguínea.

Debido a su fuerte olor y sabor, se emplea en casos de halitosis, sequedad bucal y para reducir la incidencia de caries y gingivitis, al igual que otras plantas como el eucalipto, la manzanilla y la equinácea.

loading...

4 comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*