MIRA POR QUE ESTAS PERSONAS COLOCAN AJO Y CEBOLLA EN SU OREJA.

loading...
loading...

¿Por qué es beneficioso ponerse un trozo de ajo o cebolla en la oreja?

Las propiedades medicinales del ajo y la cebolla son innegables, ya que se han utilizado como tratamiento desde la antigüedad.

En la actualidad se siguen prefiriendo como medicina alternativa, ya que está comprobado que tienen una fuerte acción antibiótica, antioxidante y antiviral que puede inhibir la actividad de diferentes microorganismos y agentes tóxicos para la salud.

En muchos lugares del mundo se conocen como “el dúo de la salud” reconociendo sus efectos para mejorar la circulación, reducir el colesterol y tratar cientos de problemas crónicos que ponen en peligro el buen estado físico y mental.

¿Cuáles son los beneficios de este remedio con ajo y cebolla?
A muchos les podría parecer ridículo y desagradable el hecho de ponerse un trozo de ajo o cebolla en la oreja. Pero lo cierto es que este remedio cada vez es más popular y quienes lo han probado aseguran haber recibido importantes beneficios para su salud.

loading...

Los efectos antibióticos y antioxidantes de ambas hortalizas actúan desde esta área del cuerpo para tratar afecciones tan comunes como las infecciones de oído y del sistema respiratorio.

Además, pueden mejoran la respuesta inmunitaria del cuerpo, para hacer frente a los virus y bacterias que pretenden llegar al organismo para hacer de las suyas.

Instrucciones para usar ajo o cebolla en la oreja:

Este sencillo remedio natural es una gran solución que podría ayudar a aliviar problemas asociados con los oídos, tales como: zumbidos, obstrucción por exceso de cera o infecciones. No obstante, se cree que también podría ser bueno para mejorar muchos otros aspectos de la salud. Sin embargo, es importante que siempre consultes con tu médico. Muchas veces los remedios caseros pueden funcionar muy bien como complemento.

¿Qué tengo que hacer?

  • Consigue un ajo orgánico, lávalo y córtalo en pequeños trozos.
  • Coloca uno de los pedazos de ajo en la oreja (no dentro del oído) y sujétalo con un vendaje o cinta para que no se caiga.
  • Déjalo en su sitio toda la noche y al día siguiente, retíralo.

Lo ideal sería que sientieras alivio desde su primera aplicación; sin embargo, si la molestia persiste, puedes repetir el tratamiento.

Para una acción más potente, puedes poner un trocito del corazón de una cebolla al lado del ajo para aprovechar sus beneficios antinflamatorios y antivirales.

loading...

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*